Dólar compra: $805,06  |  Dólar venta: $862,70
 Trigo: $207,339.00 /tn  |   Maíz: $144,856.00 /tn
 Girasol: $305,603.00 /tn  |   Soja: $271,468.00 /tn
Sábado 22 de Junio del año 2024
Ganadería | 14 de mayo de 2024 Inicio

El gobierno nacional impulsa la trazabilidad del ganado

La trazabilidad individual consiste en el seguimiento detallado de cada animal desde su nacimiento hasta su faena

La trazabilidad individual consiste en el seguimiento detallado de cada animal desde su nacimiento hasta su faena

El secretario de Bioeconomía de la Nación Fernando Vilella y el de Planeamiento y Gestión para el Desarrollo Productivo y de la Bioeconomía de la Nación, Juan Alberto Pazo encabezaron una reunión (foto), que contó con la participación de la Mesa de Enlace, el Consorcio ABC, CAME, la Mesa de las Carnes y consultores ganaderos para avanzar en un espacio de trabajo público.-privado con el fin de potenciar el sector.

En el encuentro se fijaron cuatro mesas de trabajo: Productivo, Sanitaria, Comercial e Impositivo y se reunirán cada un mes para analizar los avances. El gobierno hizo hincapie sobre la necesidad de avanzar en la trazabilidad individual del ganado como objetivo de abrir mercados como Japón, algo que ya logró Uruguay, a pesar de ser un país libre de enfermedades con vacunación.

La reunión reflejó un paso importante hacia la modernización y competitividad del sector bovino argentino, aunque los desafíos persisten en cuanto a la implementación de políticas que fortalezcan la producción local.Por otro lado, los representantes de los productores subrayaron la necesidad de que el Gobierno implemente medidas que fomenten un incremento en la producción antes de exigir el cumplimiento de nuevos estándares.

Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina, comentó que la trazabilidad con chips electrónicos reemplazará a los métodos tradicionales, pero subrayó la necesidad de incentivos y financiamiento para que los productores puedan adaptarse a esta nueva normativa.

"La trazabilidad con chip será la única aceptable en el corto plazo", afirmó Achetoni, destacando que este avance contribuirá a combatir la informalidad en el sector, pero destacó que se debe apoyar a los productores con menos espalda para no quedar fuera del sistema.

Carlos Castagnani, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, describió la reunión como positiva y valoró la apertura de un diálogo continuo.

Sin embargo, subrayó la importancia de mantener altos estándares sanitarios, específicamente en relación a la barrera fitosanitaria. "No compartimos el doble estatus sanitario, ya que no es lo mismo ser libre sin vacunación que con vacunación. Es crucial no desmejorar las zonas que han hecho sus tareas correctamente, como la Patagonia", puntualizó Castagnani.

Por su parte, José Colombatto abordó el tema de las retenciones, destacando la promesa incumplida del presidente de eliminarlas. "Si bien entendemos que no pueden ser eliminadas de inmediato, insistimos en que se trabaje hacia un modelo de reducción progresiva", dijo Colombatto.

Añadió que el Gobierno reconoce las retenciones como un impuesto distorsivo y expresó la esperanza de que esta postura se traduzca en acciones concretas.

Elbio Laucirica, presidente de Coninagro, enfatizó la importancia de la trazabilidad para reducir la informalidad y mejorar la recaudación impositiva. "La trazabilidad es beneficiosa, pero no incrementa la producción por sí sola. Se necesitan otros incentivos, como la amortización acelerada de inversiones y la doble deducción en fertilizantes y semillas fiscalizadas", argumentó Laucirica.

Además, se destacó el papel crucial de Senasa y las fundaciones en la implementación del plan sanitario. "Las fundaciones son indispensables para llevar adelante este plan, especialmente en fronteras. Son un modelo envidiable para otros países vecinos", afirmó Colombatto.

En conclusión, la reunión dejó en claro que, aunque hay avances significativos en la implementación de nuevas tecnologías para la trazabilidad, es fundamental que se adopten medidas adicionales para apoyar a los productores y asegurar que estas iniciativas se traduzcan en beneficios concretos para el sector agropecuario.

Qué es la trazabilidad individual

La trazabilidad individual consiste en el seguimiento detallado de cada animal desde su nacimiento hasta su faena. Esto incluye información crucial como fecha y lugar de nacimiento, sexo, raza, movimientos y cambios de propiedad.

La identificación individual de los animales se realiza mediante la colocación de identificadores visuales y electrónicos, lo que permite un seguimiento preciso.

Como funciona en Uruguay

El Sistema Nacional de Identificación Ganadera (SNIG) de Uruguay se ha convertido en una herramienta esencial para la gestión y promoción del sector ganadero del país. Bajo la dirección del ingeniero agrónomo Gabriel Osorio, el SNIG ha consolidado una plataforma tecnológica que garantiza la identificación y seguimiento del ganado vacuno desde su origen hasta su destino final en frigoríficos y mercados internacionales.

Principios fundamentales del SNIG

El SNIG se basa en dos estrategias complementarias: trazabilidad grupal e individual.

Trazabilidad grupal: Permite identificar el origen, movimientos, cambios de propiedad y destino final de grupos de animales. Esto proporciona una visión general del estado del ganado y su historial.

Trazabilidad individual: Se centra en el seguimiento detallado de cada animal desde su nacimiento hasta su faena, registrando información como fecha y lugar de nacimiento, sexo, raza y movimientos. Los animales se identifican mediante etiquetas visuales y electrónicas, permitiendo un seguimiento preciso.

Sistema de Trazabilidad Industrial (SEIIC)

El SEIIC, una extensión del SNIG, fue diseñado para mejorar el control fiscal y asegurar la calidad y origen de la carne uruguaya. Con siete puntos de captura de información, el sistema registra el peso automáticamente desde la entrada del ganado al establecimiento de faena hasta el despacho de la carne. Esto refuerza la confianza de los consumidores y compradores internacionales en la carne uruguaya, garantizando el cumplimiento de normativas internacionales.

Cambio cultural y compromiso de los ganaderos

La implementación del SNIG y el SEIIC ha requerido un cambio cultural en la industria ganadera uruguaya. Los productores ahora consideran el registro y la trazabilidad como parte de la solución, no del problema. Este compromiso ha sido clave para adoptar y mantener los altos estándares de trazabilidad y calidad.

Enfoque en confianza y calidad

Uruguay ha centrado su estrategia de marketing de carne en la confianza y la calidad, presentando su producto como "envasar la naturaleza y vender confianza". La trazabilidad es un pilar fundamental de esta estrategia, asegurando que los consumidores puedan confiar en la procedencia y calidad de la carne uruguaya.

Características del Sistema según Gabriel Osorio

Gabriel Osorio, director del SNIG, destaca varios aspectos cruciales del sistema:

Normativas internacionales: Los sistemas de trazabilidad en Uruguay cumplen con las normativas internacionales, especialmente europeas, lo que facilita el comercio y la apertura de mercados.

Costo del sistema: En Uruguay, el costo de la trazabilidad es asumido por el Estado, demostrando el compromiso gubernamental con la calidad y confiabilidad de la cadena de producción de carne.

Funcionalidad de la trazabilidad: Un sistema de trazabilidad efectivo debe responder preguntas clave sobre un animal, como su ubicación, movimientos y propiedad, resaltando la importancia de una recopilación de datos precisa.

Identificación de animales: Cada animal recibe dos identificaciones, una electrónica y otra física, antes de los seis meses de edad o antes de ser movido, asegurando un seguimiento desde una edad temprana.

Utilidad de la trazabilidad: Además de garantizar la calidad de la carne, la trazabilidad es crucial para abrir mercados internacionales y demostrar el estatus sanitario del ganado uruguayo.

Soporte y asistencia: El sistema cuenta con mesas de ayuda digital, telefónica y presencial para asegurar que los productores tengan el apoyo necesario en la implementación y uso del sistema.

El SNIG y el SEIIC son ejemplos de cómo Uruguay se ha comprometido a mantener la calidad y la confianza en su producción ganadera, consolidando su reputación en el mercado internacional.

Por: Redacción

ÚLTIMAS NOTAS